BORRÓN E INOLVIDABLE CUENTA NUEVA | MAROON 5 EN CHILE

Para ser vigentes, para nadar siempre sobre la ola, seamos claros, hay que saber hacerla. La banda liderada por Adam Levine sabe hacerla. Desde 2002, con Songs About Jane, los angelinos hicieron explotar todo y dar un golpe al mentón al nu-metal emergente para ese entonces. De ahí en adelante, lo que conocemos: «She Will Be Loved», «This Love» y tantos otros éxitos que tenemos en frente, vigentes hasta hoy.

La gira sudamericana de Maroon 5 comenzó en México, para luego bajar a Chile por partida doble… y las cosas para el primero de los dos shows en nuestro país no fue de color de rosas: el Festival de Viña del Mar era el lugar que recibiría el espectáculo que trae Maroon 5. Polémicas por doquier, confusión y un show que duró 66 minutos, lo que, para el público asistente, fue poco.

Las redes sociales, enardecidas. El mundo de la política y el país en general se hacía parte de estas críticas. Pero el que nada sobre la ola sabe levantarse, y así lo vimos. Quince canciones, quince historias distintas que fueron entregadas al mundo entero donde, a pesar del enojo de Levine, los angelinos entregaron todo para retirarse de inmediato a Santiago. El 27 de febrero fue un día muy movido para todos. ¿Pasar página? Un deber.

Imagen: Jaime Valenzuela. DG Medios

El siguiente show vería la luz en Santiago, exactamente en el Estadio Bicentenario de La Florida, donde, horas antes, Levine, en sus redes sociales, subiría una serie de historias excusándose por el espectáculo entregado en la Quinta Vergara, aludiendo a problemas técnicos de parte de la organización del Festival.

Como se dijo anteriormente, cuando los errores son cometidos, hay que afrontarlos y levantarse, y así lo hizo la banda: un potente «This Love», evidenciando con el hit del 20002 y de hoy, que todo queda atrás, y claramente eran solo ellos ante un público atento, expectante. Y claro que cumplieron…

Tras los primeros 30 minutos, el frontman nacido en el estado de California, después de tocar «Lucky Strike», se atrevió a entregar un mensaje en español a las veintitrés mil almas, leyendo erráticamente: » Esta noche estamos aquí para cantar, para bailar, para celebrar. Los queremos .»

El público, haciendo caso a las palabras de Levine, vivió con todo el momento, como si la vida se fuera a acabar tras el show. Llegando a completar la primera hora de show, «Animals» suena y retumba hasta el último rincón del recinto, haciendo que Levine y James Valentine se enfrasquen en una guerra de tonos, dando un toque de dureza al espectáculo. Aunque, ¿la verdad? Todo queda atrás. Suenan más hitazos.

Imagen: Jaime Valenzuela. DG Medios.

«¿Cómo están? Mi pronunciación es horrible. Ayúdenme, por favor». Y claro, le sigue «Sugar», para darle ese toque de enamoramiento constante que el show ha entregado. Una balada de esas que son eternas, y faltaba más. Primeros 73 minutos y era la primera pausa, aunque no tardarían en volver.

El estadio, por completo, hace que «Memories» se hace un canto al firmamento de luces que iluminan el estadio, para seguir con una emocionante «Lost Stars» en acústico.

Las pulsaciones suben a mil cuando el corazón siente algo que muchos apodan como amor. Ese amor por lo que uno hace, por algo o alguien, y es aquí donde la música toma un rol protagónico, donde la playlist de la vida de cada una de las personas que forman parte de este planeta llamado Tierra tiene a «She Will Be Loved» como una de esas esenciales. Cariño, dedicación y pasión es lo que muestra Maroon 5 a Chile.

Imagen: Jaime Valenzuela. DG Medios.

El final llega de la mano de «Girls Like You», donde Adam Levine es dueño y amo de la pasarela como en todo el resto de la presentación. Bandera al hombro y una emocionante despedida ante las 23 mil personas que hicieron parte del espectáculo de los angelinos.

Todas las polémicas quedan atrás, la clase, el glamour y la locura prevalecen y quedan en la retina. 95 minutos de acción. 95 minutos de pasión. 95 minutos inolvidables. Y es que, claro, el show debe continuar.

Para #LaCajita, Gonzalo Lara