ESTRENOS, INFLUENCIAS Y LA PANDEMIA: ¿QUÉ NOS TRAE CHANCHO EN PIEDRA?

Los reyes del funk nacional, Chancho en Piedra, trabajan desde casa y nos traen diversas noticias y novedades que Cajita Musical obtuvo en exclusiva a través de Toñito Corvalán, baterista y genio de la banda.

 

Por Gonzalo Lara Santander

 

Chancho en Piedra: típica comida chilena, según historiadores, preparada por primera vez en la Región del Maule y exportada a nivel nacional para hacer de este un plato común en las mesas chilenas. Chancho en Piedra: banda nacional, formada en el año 1994 y que ha logrado ser referente a nivel hispanoamericano, logrando hits que marcaron y marcan época.

 

Cualquiera de las dos definiciones tienen mucho sabor y deja un paladar siempre exigiendo más. Este paladar busca nuevas sensaciones, busca picor, busca funk y ambos lo saben entregar. El cuarteto, que recientemente incorporó a Cristian Moraga (conocido por su nombre artístico, C-Funk), busca siempre ir por nuevos desafíos, y es ahí donde los santiaguinos estos meses nos han entregado dos canciones para saciar esa sed.

 

Es así como llegamos a Leonardo Corvalán, el querido Toñito, baterista de los autores de Multirricachón o Eligiendo Una Reina, entre muchos otros himnos, quien nos contó muchas de las novedades y noticias que la banda tiene para todos sus seguidores. Gustos, influencias y la postura respecto a la situación que afecta al mundo entero, dada la pandemia del Covid-19, es que el experimentado percusionista habló con Cajita Musical.

 

 

Hablando del estreno que hicieron hace unos días atrás, ¿qué nos quieren mostrar con el video de «Bola de Fuego»? ¿Cómo lo produjeron? ¿Cuándo lo grabaron?

Bueno, este proceso ha llevado harto tiempo. Hace dos años empezamos una nueva etapa con la incorporación de Cristian (C-Funk) al grupo, el cual partió con harto concierto, hartos compromisos que teníamos. Él trató de «subirse a la micro» rápidamente. Siempre estuvo la idea de hacer cosas nuevas. Chancho en Piedra cuenta con un vasto arsenal de temas, también era la necesidad de marcar una nueva etapa, y la mejor forma era haciendo música nueva. Vino todo un rodaje: tocar todo un verano y ya a inicios de 2019 pudimos plasmar la grabación de un par de temas que empezamos a grabar en la sala de ensayo.

 

Después vino todo el tema del Estallido Social, justo íbamos a sacar los temas un poco antes de eso y terminó alargándose todo. Al final salieron en pleno Estallido Social estos sencillos con tal de poder escucharlos y descargarlos. También queríamos salir con todo de una, pero no se pudo por cosas de tiempo y recursos, además de lo mismo que estaba pasando en Chile en esos momentos, entonces aprovechamos un pequeño momento de relajo que hubo y ahí pudimos grabarlo durante Diciembre de 2019 con el Felo Foncea, donde recién vio la luz, porque después vino todo lo del Coronavirus y estábamos esperando el momento adecuado, debido a que estamos en una etapa de promoción en México, entonces se dio el momento para estrenar «Todo Se Me Pasa» para que la gente lo viera. Es también una forma de inyectar energía.

 

 

Hace un par de semanas veíamos comentarios sobre los últimos estrenos de la banda (Bola de Fuego y Todo Se Me Pasa) y causa revuelo en la gente la mutación de estilo en estos estrenos: ¿Cómo se gestó esto? ¿Fue influencia de Cristian? ¿Fue influencia de todos?

Hubo hartos factores. Chancho en Piedra fue catalogado como grupo funk, pero siempre tuvo elementos de otros estilos: tenía rock, tenía punk, después mutó a la onda disco y, después de investigar ritmos más latinos y folclor y así. Chancho en Piedra siempre ha sido una plasticina que ha tratado de viajar y experimentar por hartos lados. En este afán por mostrar o tratar de refrescar un poco los estilos y las formas de componer, llega Cristian y, junto con el funk-rock que nos hizo ser amigos y conocernos hace muchos años atrás, por allá por el año 95-96, además de tener una amistad juntos, también se candidateó como posible productor de la banda.

 

Todo lo anterior abarcó muchas razones y energías lo que significó que tocara con nosotros, y aparte producir este experimento musical «estilista». Cristian nos llevó a ese lado y no nos hemos cerrado a ciertos estilos. Es más, la canción (Todo Se Me Pasa) abarca todo lo que rodea el reggaeton, que es un ritmo latino y tropical, viene desde muchos años antes que se le llamara reggaeton. Por ahí fue un poco el juego y experimento para saber qué pensaba la gente. Hubo gente a la que le chocó vernos tocar cumbia u otro tipo de estilo y ahora pasa lo mismo, solo que en este momento las redes sociales y la información misma llega a más gente. Esto causó revuelo y la gente no lo hace quizás con buena intención o sin saber nuestra motivación para hacerlo.

 

 

Hace años pasó con «Multirricachón» donde la gente no se adecuaba a que ustedes fueran un grupo de funk y cambiaran ese estilo.

Siempre hemos querido mover el piso y salir de la zona de confort. Como te contaba hace un rato, el salir del funk rock y experimentar, se puede notar en el disco Marca Chancho (2000), después en Tinto Elemento (2002), también en Desde El Batiscafo (2005). Siempre hemos querido que la gente evite estancarse y abra su paila. Creo que la música es una sola y hay que tratar de disfrutarla de todas las formas posibles. Hay música que a uno le gusta más y otra que menos, pero creo que hace bien para abrir la apreciación y cultura musical de la gente.

 

 

Hablando sobre ti, la influencia que tienes de Chad Smith (Red Hot Chili Peppers) que, además, tuviste el gusto de tocar en el mismo lugar junto con él en 2011 y 2018, ¿tienes otros referentes, ya sean percusionistas u otros dentro del ámbito musical?

Aparte de tocar con los Chancho, yo en esa época estaba tocando en una banda de heavy metal, entonces tenía mis héroes como Bruce Dickinson, Michael Kiske, Rob Halford, Ronnie Dio y baterísticamente Neil Pearl, Lars Ulrich y Charlie Benante, también Billy Cobham si nos ponemos a incursionar en el jazz fusión. Está Tony Williams también. Uno no puede tener una sola influencia.

 

Cuando me llamaron de Chancho en Piedra, cuando fueron Pablo y Lalo a buscarme a mi casa tenían dos temas grabados y me dijeron «te probamos con este tema» que era Moscardón, pero tenía otro nombre en esa época, además de unos temas de los Red Hot Chili Peppers, entonces ahí empezamos a sacar el rollo a Chad Smith, pero en esa época de los 90 había bateros increíbles: Brad Wilk, de Rage Against the Machine, o Tim Alexander, de Primus, o Will Calhoun, de Living Colour. Al pasar los años vas conociendo gente que viene detrás de uno, así como vas descubriendo cosas antiguas también.

 

 

Volviendo a Chancho en Piedra, ¿cómo les afectó a ustedes esta situación que vivimos a nivel mundial? ¿Qué tienen planificado para los próximos meses?

Hay que tratar de ser bien pesimistas en ese sentido, porque si la cosa mejora, de una u otra forma será más llevadero, pero siempre pensando en que será post Fiestas Patrias donde la cosa esté un poco más tranquilo para poder ya hacer cosas, o bien, pensar si mostrar cosas en vivo. Por ahora, ya vino todo lo del Estallido Social que también paró bastante el movimiento como funcionaba anteriormente.

 

Tuvimos un respiro para el verano donde tuvimos algunos shows, giramos por Chile, y bueno, ahora presentar algunos nuevos temas, llenarnos de ideas y componer de manera online. Hacemos reuniones por Zoom, como te contaba, estamos metiendo ruido en México, primero con Bola de Fuego y ahora con Todo Se Me Pasa. Por ahora, que la gente escuche los temas de los videos. Es una buena forma y buen material para que la gente se pegue.

 

La última vez que estuvimos en México fue en el año 2005 o 2006. Es empezar todo de nuevo, siempre hay una semilla por ahí en Colombia, Perú, México, hay que tratar de renovarla, tomarla y juntar algo trabajando desde la casa. Hay veces donde tomo la batería electrónica y le mando la pista a los chicos, así trabajando y componiendo. No es lo adecuado, pero, por último para seguir avanzando y entregar música nueva de aquí a fin de año.

 

Imagen: Sono.

 

¿Cómo ves los grupos nuevos dentro del espectro musical nacional? Tenemos el nuevo surgir del trap, insospechado hace 3-4 años atrás. ¿Han pensado en incorporarlo en su música? ¿Consideran esto como una evolución constante?

Todo Se Me Pasa también tiene elementos del trap, Cristian maneja ese lenguaje y nosotros abiertos a hacer cosas nuevas. Sabemos de la explosión que tuvo esta música el año pasado, aunque desde hace años en el under. Es bueno que haya nuevos exponentes. Hay algunos que han ido hasta a Coachella, eso quiere decir que se les está reconociendo. Nunca cerramos las puertas, y felices de hacer un featuring, ya sea cantante u otra banda. Hemos tenido conversaciones con otros músicos que no son de nuestro estilo. Creo que esto también hace muy bien para poder unirse y compartir la música más allá de los estilos.

 

¿Últimas palabras para las y los marranos?

Estamos encerrados en nuestro chiquero, cada uno, pero creo que es la mejor manera de juntar energías y de pensar y plantearse la vida en sí, poder buscar alternativas y poder mejorar la vida de cada uno de cara a lo que venga. Siempre he dicho que veníamos muy acelerados en este mundo y en esta vida, creo que también hay que detenerse un poco y mirar hacia el lado y mirar hacia adentro también.

 

Entonces, para todos los Marranos, mucha luz, mucha fuerza y vamos que saldremos de todo esto. Quédense en casa, por la cresta (cierra con risas).

 

#LaCajita ♥