#Emergentes I Entrevista a Catalina Navarro: “Universando es un amor hacia lo diverso, con la energía de involucrarse con la realidad”

Por Patricio Piña Fernández.

 

La artista nacional grabó su primer LP que fue publicado el viernes recién pasado, desde el 11 de enero de 2019 hasta el día 15 de junio de ese mismo año.

Universando es el nuevo disco de Catalina Navarro, un término que deriva del latín universus, que está formado por las palabras unus (uno) y versus (idea de cambio), lo que condice totalmente con la conceptualización de este álbum. En este trabajo se abordan sensaciones y sentimientos con períodos de mucha luz y también de oscuridad, donde se ve reflejado el proceso personal de la música de manera cándida y honesta.

Este disco comprende un total de 10 canciones de índole pop, unos 35 minutos de duración donde todos los singles fueron compuestos y escritos por la líder de este proyecto musical. Mientras que la grabación, producción y mezcla se realizó en Fi Music por Iván y Cristián Verdugo, y masterizado por Francisco Holzmann. En tanto, el arte del disco y de todos los sencillos estuvo a cargo de Rocío Barra.  

“Estoy feliz y contenta por el recibimiento del disco que está fresquito, ya que lo lancé el viernes pasado. En estos días he descansado un poco luego de tener que hacer tantas cosas, pero lo más importante ha sido el feedback de la gente, que ha estado súper bello. El leer y escuchar lo que la gente razona con estas canciones que traen historias nuevas, es resignificar las letras y eso es bonito”, comenta Catalina Navarro, vocalista y guitarrista.

Antes del lanzamiento, durante este 2020 se dieron a conocer los sencillos ‘A Ver (A Ver, A Ver)’, ‘Tan Bien’ y ‘Prima Lluvia’, además del single doble ‘No temamos más’. Sin embargo, las composiciones musicales y líricas de este LP ya venían siendo trabajadas por la artista en los años 2016, 2017 y 2018, por lo que, en este año, tuvo que más bien corregir ciertos detalles.


Foto: Planeto Ph.

Primero que todo, me gustaría saber cómo se fue dando todo el trayecto previo a este disco, ¿a qué edad te diste cuenta que querías ser artista? ¿Y que tenías cierta habilidad para escribir y componer música?
El proceso previo fue muy natural por sobretodo, y en realidad yo creo que siempre la música ha sido un lugar de conexión para mí, desde estar haciendo música y desde estar escuchando música, porque en el fondo, cuando era más ‘peque’ la disfrutaba. Lo primero que agarré fue la guitarra y durante muchos, muchos años estuve tocando y aprendiendo sin componer. Mientras que, empecé a escribir cuando ya estaba en cuarto medio.

Luego, después de harto tiempo tocando covers sentí el llamado y el fiato para empezar a hacer canciones, ahí fue cuando decidí estudiar Composición Musical y ya voy actualmente en cuarto año, terminando mi carrera. Posteriormente, empezó este flujo de canciones a crecer y ya en 2016, 2017, 2018 y 2019 recorrí el circuito, toqué en vivo y conocí a bandas y músicos con los que me relaciono y colaboro actualmente. Es una parte muy importante de este disco todas las veces que sonó en vivo y en diferentes formatos.

Cada una de tus canciones tiene un universo diferente por decirlo de algún modo, principalmente por las distintas temáticas que se abordan. ¿Tus letras fueron premeditadas o se fue dando más bien de manera espontánea o natural?
Hay canciones donde todo inició de un tirón, otras se conservan tal cual como llegaron y otras pasaron por una segunda lectura mía. Recuerdo que estas canciones llegaron de manera muy sincera y se posicionaron de forma muy especial, con una sensación específica que al final he ido codificando al conocerlas más. Todas tienen significancias muy distintas y potentes, y la naturalidad del proceso me hace sentir que estoy en un lugar muy honesto.

Claro, por ejemplo, los lugares, el contexto, el ambiente, son temáticas que están abordadas en este primer trabajo tuyo, así como también está presente el amor. ¿Qué es lo que te ha inspirado para escribir estas líricas?
Absolutamente, el cotidiano y la energía de conocer. El vivir con la disposición a sorprenderte por la realidad que hay afuera, mezclada con lo que tú puedes encontrar adentro. En el fondo es eso, estremecerte por las situaciones cotidianas como caminar, andar en bicicleta o andar en metro, también de encontrar guiños de autoconocimiento, de cosas que te hacen vibrar y descubrir. Siento que hay un llamado a la colectividad y a involucrarse con la gente con las que compartes latitud.

¿Te acomoda escribir y transmitir desde una perspectiva enérgica, soñadora, emocional, sensible y nostálgica?
Es muy curioso cómo se van resignificando las cosas, porque la gente puede razonar al hablar de la vulnerabilidad. Por ejemplo, Inseguridad es una canción que invita a hablar de esto y a atreverse a vivir el proceso, me gusta esa sensación cálida que transmiten esas canciones. En Ayer, Hoy, Mañana, hablo de entender y de soltar, porque en el fondo el disco tiene impulsos muy claros que se manifiestan en canciones muy enérgicas y en otras que son más lentas, pero que tienen un llamado a vivir de manera más honesta y sincera.


Foto: Planeto Ph.

¿Cómo fue el proceso de escoger los sencillos que fueron lanzados antes de que fuera publicado Universando?
Eso fue posterior a toda la grabación, ya una vez que tenía el material listo me senté a analizar cómo quería entregarlo, cómo quería aparecer en el radar y cómo quería que fuera ese primer encuentro con la gente, ahí nació la idea de tener este orden y que ‘A Ver (A Ver, A Ver)’  fuera la primera canción de presentación. Universando es llegar de manera genuina a un amor hacia lo diverso, con la energía de involucrarse con la realidad que nos rodea.

Los otros singles empiezan a abordar temas que son distintos como el ambiente dance y nocturno, y ya en el tercer single quise mostrar otros colores y matices del disco, como la nostalgia que es un factor súper importante. También incluí canciones donde se habla románticamente sobre otra persona, y ya con esa confianza empezamos a hablar más de temas sobre vulnerabilidad, nostalgia e historias.

Con respecto a los géneros musicales que están inmersos en este primer álbum, podemos encontrar sonidos pop e indie-pop esencialmente. Me gustaría saber, ¿porque esencialmente esto se dio así?
Este disco y sus arreglos los pensamos en función de todas las melodías, más que pensar en un estilo en específico. Mi escuela de música es el pop retro de los 80’, el cual me mueve un montón, y también está ese factor latino como son Julieta Venegas, Natalia Lafourcade o Juanes, que son una gran inspiración para mí. Cuando estaba tocando harto en 2016, 2017 y 2018, el indie estaba empezando a sonar fuerte en Santiago y también está esa influencia.

Este disco es muy de banda, un pop completo, un pop que tiene hartos instrumentos acústicos funcionando y que es por eso que las guitarras tienen un rol protagónico que lo lleva al indie y al folk. Universando tiene canciones con influencias muy variadas y que aborda distintos ritmos e instrumentaciones que te pueden recordar los 80’.

¿Qué es lo que te gustaría proliferar y hacer sentir en quienes escuchen este primer LP?
Primero que todo, calidez y un espacio agradable, donde se pueda hablar de luces y oscuridades, y sobre todo de envalentonar el autoconocimiento. Yo creo que desde el descubrirse y desde respetarse empieza un funcionamiento colectivo muy lindo que vale la pena develar. Creo que eso es lo que me gusta de las temáticas, de las melodías y de las armonías de este disco.

Que sea un espacio para ser quienes somos, hablar de las reflexiones entorno a lo que nos gusta o nos mueve y qué problemáticas trae. Todo ciclo tiene cosas muy eufóricas y sensaciones muy bajas, entonces me encantaría que se transmitiera que está bien que convivan esos dos mundos y que vale la pena vivir ese proceso.